Buscar:
La armadura de los terapeutas
Los psicólogos somos profesionales muy formados en la ciencia de la psicología. Nos pegamos años y años estudiando la psique humana, los procesos mentales, el pensamiento, las emociones… nunca dejamos de investigar ni de estudiar.
Por muy formados que estemos, a veces en sesiones escuchamos casos que nos tocan el corazón.

Sufrimiento y psicología.

Tenemos que tratar casos de extrema gravedad, en los que se nos encogen los corazones, se nos parte el alma y debemos seguir firmes sentados delante de nuestros consultantes.
A veces, los psicólogos también sufrimos por ello. Debemos callar, escuchar, guiar y aprender de las miles de personas que desnudan lo más profundo de su ser ante nosotros.
Pero muchas veces nos derrumbamos. Y seguimos de pie en el silencio de nuestro sufrimiento. Es un esfuerzo extra que no se ve, que no se paga, ni se computa.
Ser psicólogo no es sólo estudiar una carrera. Es dejar un pedazo de tí y llevarte un trozo de la otra persona para poder sacarla del abismo… y ante este gran acto, no está permitido desplomarse.
O sí, con ell@s…
Sara Oneca
Psicóloga Sanitaria N-01642
Comparte esto: