Buscar:
La terapia EMDR

¿Qué es EMDR?

EMDR (Eye Reprocessing) es una terapia de desensibilización y reprocesamiento por medio de movimientos oculares descubierta en el año 1987 de la mano de la psicóloga estadounidense Francine Shapiro.

Shapiro observó, de forma accidental, cómo una serie de movimientos oculares voluntarios eran capaces de disminuir la intensidad y el malestar que giraban en torno a los pensamientos negativos. Investigó con sujetos que padecían traumas causados por la guerra de Vietnam y con víctimas de abusos sexuales para comprobar la utilidad de esta terapia (Shapiro, 1989).

Su investigación obtuvo como conclusión que el EMDR era capaz de disminuir de manera significativa los síntomas del estrés postraumático (TEP) en los sujetos que participaron en la investigación.

El EMDR trabaja sobre el sistema de procesamiento de la información innato que ha sido bloqueado por diversas causas (abusos en la infancia, estilos de apego disfuncionales, muertes, enfermedades) de índole emocional, psicológica, sexual o física. Esto genera una serie de síntomas que llevan consigo una serie de mensajes negativos o creencias tales como ¨no valgo para nada, «nadie me quiere» etc. Estos síntomas pueden acabar creando un problema de salud mental y/o emocional (trastornos de ansiedad, depresión, trastornos de personalidad, etc…) justo en el instante en el que algún evento en la vida de la persona actúa como estímulo desencadenante.

¿Cómo se aplica?

En la aplicación del EMDR, el terapeuta trabaja con el paciente para poder identificar un problema concreto que será la base del tratamiento. El paciente describe la situación traumática en la que el terapeuta escogerá los elementos más importantes y con más alta carga negativa emocional que tenga el paciente. El terapeuta realizará una serie de indicaciones por medio de las cuales el paciente deberá producir una serie de movimientos oculares a la vez que recuerda el evento traumático u otros recuerdos. El terapeuta le indicará cuándo deberá cesar los movimientos y le guiará en todo el proceso. El fin de la terapia es que el paciente pueda «procesar» la información sobre el incidente traumático para que pueda resolverlo de una manera «adaptativa».

Fases de la Terapia EMDR.

La terapia EMDR aborda tres cuestiones (fases) elementales:

  1. Las experiencias de la vida temprana
  2. Las experiencias estresantes del presente.
  3. Los pensamientos y comportamientos deseados en el futuro.

EMDR ha sido reconocida junto a la Terapia Cognitivo Conductual (TCC) como las únicas terapias psicológicas recomendadas en población infantojuvenil; adolescentes y adultos con TEP.

Fuente: Instituto Español de EMDR

¿Necesitas ayuda?

Si es así, estaré encantada de ayudarte. Haz clic aquí para reservar tu terapia on line.

Sara Oneca.

Sara Oneca
¿Qué es el Síndrome de nieve visual?

El síndrome de nieve visual se caracteriza por presentar una visión constante de pequeños puntos similares a la estática de la televisión y suele asociar otras sintomatologías como cefaleas. Se suelen manifestar problemas de visión, y tener pequeños puntos en todo el campo visual que se mueven ( los llamados moscas volantes o flotadores), los cuales son células en el interior del líquido gelatinoso que llena el interior del ojo (vítreo). También pueden apreciarse otras imágenes que en realidad no existen (fenómeno entópico); o incluso percibir resplandores, halos, puntos luminosos, colores y formas extrañas; presentar una intensa fotofobia, o tener recurrencia persistente de imágenes visuales, e incluso doble visión. Leer más

Sara Oneca
La autocompasión.

La auto-compasión es la compasión dirigida a uno mismo.

Kristin Neff (2012) señaló que la auto-compasión implica ser cálidos y comprensivos con nosotros mismos en vez de criticarnos cuando estamos sufriendo, cuando sentimos que hemos fallado o cuando nos sentimos incompetentes. Estaría compuesta de tres componentes interrelacionados que pueden entrenarse en momentos de dolor emocional:

Componentes de la autocompasión.

1. La bondad con uno mismo. El tratarse a uno mismo con cuidado y comprensión, en vez de hacerlo con un juicio crítico. (Que en su polo contrario estaría el juicio hacia uno mismo).
2. Reconocer la humanidad compartida. Reconocer que los demás pasan por sufrimientos similares a los propios. En su lado opuesto estaría el aislamiento.
3. Mindfulness. Es la capacidad de darse cuenta, prestar atención y aceptar lo que está ocurriendo en el momento presente estando en su lado opuesto la sobre-identificación que es la evitación de la experiencia presente.

 

Dos programas para el entrenamiento de la autocompasión.

En la actualidad contamos con dos programas principales para entrenar la auto compasión:
– Terapia focalizada en la compasión Compassion Focused Theraphy (CFT)
– La Terapia focalizada en la compasión (Gilbert, 2012).

La práctica de la autocompasión ha demostrado tener resultados beneficiosos en la mejoría de pacientes psiquiátricos, en pacientes con diagnóstico de esquizofrenia, ansiedad, depresión, dependencia, rumia mental y autocrítica.
La práctica de la auto compasión correlaciona con un aumento de la mejora de los niveles de atención plena, bienestar, impacto del trauma, reducción del estrés y aumento de la felicidad.

Por lo tanto, comencemos a ser compasivos con nuestros yo del pasado para poder vivir un presente pleno y construir un futuro saludable.

Os dejo aquí una charla de la propia Kristin Neff  con subtítulos en castellano.

Sara Oneca.
Psicóloga colegiada N-01642

Fuente: Araya, C. & Moncada, L. (2016).

#autocompasion
#minfulness
#terapiasdeterceraola
#compassiontheraphy


¿Necesitas ayuda?

Si es así, estaré encantada de ayudarte. Haz clic aquí para reservar tu terapia on line.