Sin emociones no puedes elegir.

Antonio Damasio relata un curioso caso en la historia de la Neuropsicología.

El paciente Elliot, de 35 años, se había sometido a la extirpación de un peligroso tumor cerebral justo en las estructuras que son necesarias para que el razonamiento culmine en la toma de decisiones. Dichas estructuras eran los lóbulos frontales.


Tras la cirugía, Elliot pasó de ser un hombre trabajador, implicado con su familia y honesto a mostrar conductas totalmente diferentes.
Elliot se convirtió en una persona obsesiva, apática y aislada.
La intervención no alteró su inteligencia, pero sí su personalidad. Elliot no podía llegar a sentir ninguna emoción.
Perdió su trabajo, su familia y su vida se convirtió en una tragedia.
Damasio expuso entonces la importancia que tiene el córtex orbitofrontal exponiéndolo en su libro “El error de Descartes” en el que concluye que, solo cuando conectamos los sentimientos con el pensamiento consciente podemos tomar decisiones.

¿Necesitas ayuda?

Si es así, estaré encantada de ayudarte. Haz clic aquí para reservar tu terapia on line.

(Visited 52 times, 1 visits today)