La terapia EMDR

¿Qué es EMDR?

EMDR (Eye Reprocessing) es una terapia de desensibilización y reprocesamiento por medio de movimientos oculares descubierta en el año 1987 de la mano de la psicóloga estadounidense Francine Shapiro.

Shapiro observó, de forma accidental, cómo una serie de movimientos oculares voluntarios eran capaces de disminuir la intensidad y el malestar que giraban en torno a los pensamientos negativos. Investigó con sujetos que padecían traumas causados por la guerra de Vietnam y con víctimas de abusos sexuales para comprobar la utilidad de esta terapia (Shapiro, 1989).

Su investigación obtuvo como conclusión que el EMDR era capaz de disminuir de manera significativa los síntomas del estrés postraumático (TEP) en los sujetos que participaron en la investigación.

El EMDR trabaja sobre el sistema de procesamiento de la información innato que ha sido bloqueado por diversas causas (abusos en la infancia, estilos de apego disfuncionales, muertes, enfermedades) de índole emocional, psicológica, sexual o física. Esto genera una serie de síntomas que llevan consigo una serie de mensajes negativos o creencias tales como ¨no valgo para nada, «nadie me quiere» etc. Estos síntomas pueden acabar creando un problema de salud mental y/o emocional (trastornos de ansiedad, depresión, trastornos de personalidad, etc…) justo en el instante en el que algún evento en la vida de la persona actúa como estímulo desencadenante.

¿Cómo se aplica?

En la aplicación del EMDR, el terapeuta trabaja con el paciente para poder identificar un problema concreto que será la base del tratamiento. El paciente describe la situación traumática en la que el terapeuta escogerá los elementos más importantes y con más alta carga negativa emocional que tenga el paciente. El terapeuta realizará una serie de indicaciones por medio de las cuales el paciente deberá producir una serie de movimientos oculares a la vez que recuerda el evento traumático u otros recuerdos. El terapeuta le indicará cuándo deberá cesar los movimientos y le guiará en todo el proceso. El fin de la terapia es que el paciente pueda «procesar» la información sobre el incidente traumático para que pueda resolverlo de una manera «adaptativa».

Fases de la Terapia EMDR.

La terapia EMDR aborda tres cuestiones (fases) elementales:

  1. Las experiencias de la vida temprana
  2. Las experiencias estresantes del presente.
  3. Los pensamientos y comportamientos deseados en el futuro.

EMDR ha sido reconocida junto a la Terapia Cognitivo Conductual (TCC) como las únicas terapias psicológicas recomendadas en población infantojuvenil; adolescentes y adultos con TEP.

Fuente: Instituto Español de EMDR

¿Necesitas ayuda?

Si es así, estaré encantada de ayudarte. Haz clic aquí para reservar tu terapia on line.

Sara Oneca.